La crisis por la que atraviesa Oil Combustible sigue generando gestiones, en este caso del intendente Leonardo Raimundo, quien ayer recibió en el municipio a los ministros provinciales de Trabajo, Julio Genesini, y a su par de Medio Ambiente, Jacinto Speranza, con el propósito de abordar la situación que atraviesa la petroelra sanlorencina.

El mandatario local manifestó a los funcionarios provinciales la necesidad de preservar las fuentes laborales “por el bienestar de las familias de los trabajadores” y para evitar el riesgo medioambiental que ocasionaría la parálisis de la planta.

En este sentido, Raimundo les solicitó que realicen las gestiones correspondientes ante las autoridades nacionales competentes y el juez a cargo del concurso.

El jueves pasado, el intendente había recibido a los máximos referentes de seguridad industrial de la empresa, quienes remarcaron la necesidad de mantener las tareas de mantenimiento en el interior de la refinería para evitar un colapso medioambiental. A partir de ello, el municipio envió notificaciones al Ministerio de Energía de la Nación, a los Ministerios de Medio Ambiente de la Nación y de la Provincia y al juzgado interviniente en la causa.

Luego, en Timbúes, Raimundo se encontró con el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, y le entregó un petitorio en el que solicitó la intervención del gobierno central para que se preserven las fuentes de trabajo en riesgo por la crisis de la industria local.