La empresa danesa Vestas invertirá 15 millones de euros para instalar una fábrica de aerogeneradores en la provincia de Buenos Aires, que sumará 300 empleos entre directos e indirectos, informó este martes el Ministerio de Producción de la Nación.

El director de Ventas para Sudamérica de Vestas, Andrés Gismondi, destacó que “la decisión de localizar parte de la cadena de producción de Vestas en la Argentina fue impulsada por el gran potencial de crecimiento que tiene el mercado de energía eólica en el país, con al menos 10.000 MW de instalaciones nuevas para 2025”.

En octubre del año pasado, el Gobierno firmó un acuerdo con empresas y sindicatos para mejorar la integración local y el empleo en el sector de energías renovables.

El objetivo de ese acuerdo sectorial es llegar a un nivel de integración local de al menos el 50% de los componentes de los parques eólicos para 2023.
Te puede interesar

Once grandes compañías del sector eólico argentino conformaron una nueva cámara empresaria

En este marco, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, subrayó: “La llegada de Vestas a la Argentina es una gran noticia por el empleo que generará, pero también por la transferencia tecnológica a las Pymes locales, que tienen un gran potencial para convertirse en proveedores globales”.

Por su parte, el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, afirmó que “la instalación en Argentina de una empresa líder mundial en equipos para la generación de energía renovable, es una muestra más de la confianza en el rumbo del país y de que el camino que hemos iniciado en materia energética es el correcto”.

“De esta manera se genera empleo local en uno de los sectores de mayor dinamismo de la economía. Por otro lado, esta decisión ratifica nuestra capacidad de transformar en realidad el vasto potencial de nuestros recursos naturales, los cuales nos permitirán garantizar la seguridad energética y al mismo tiempo, mitigar el impacto en el cambio climático”, agregó el funcionario.

El Ministerio de Producción recordó, en un comunicado, que el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) puso a disposición de los proveedores locales un cupo de 150 millones de dólares para financiar la adquisición de partes, bienes y componentes de origen nacional por parte de desarrolladores de parques de generación de energía renovables.