Foto ilustrativa

Un joven incendió una vivienda de calle Herrera al 1400 mientras la misma estaba ocupada.

Según los primeros testimonios, el joven prendió fuego la casa luego de haberse peleado con su novia.

Habría ingresado violentamente tras romper la puerta de entrada con su moto. Luego de iniciar las llamas se escapó y permanecía prófugo.

En tanto, la novia del atacante permanecía en el interior y salió junto a sus hermanos por los techos para salvarse y buscar ayuda.

Personal del Sies atendió a siete personas: cinco chicos por inhalación de monóxido de carbono y dos adultos por una crisis nerviosa desatada por el hecho.

El siniestro dejó importantes pérdidas materiales. Los vecinos colaboraron en el control de las llamas.

La joven declaraba este martes a la noche en la comisaría 30ª que intervino por razones de jurisdicción.