Martín Lucero, titular de Sadop Rosario

El noventa por ciento de los docentes de gestión privada adhirió hoy al paro que el Sadop está llevando adelante esta semana. En solo trece escuelas se registró actividad, en tres de las cuales se trabajó con reemplazantes. Aseguran desde Sadop.

“El alto porcentaje de adhesión expresa el descontento de la docencia santafesina con la propuesta que presentó el gobierno. El 15 por ciento es una cifra que responde al Ejecutivo nacional, pero no a las necesidades que atraviesan los docentes santafesinos”, expresó el titular de Sadop Rosario, Martín Lucero.

El dirigente, afirmó que la oferta del 15 por ciento en un contexto donde tan solo los impuestos y servicios proyectan un aumento del 30 por ciento, “es no valorar el trabajo de los miles de trabajadores de la educación de Santa Fe”. “Desde Sadop hemos presentado números concretos de cuánto ha crecido el costo de vida, las proyecciones de diversas consultoras que indican que la inflación de este año superará el veinte por ciento, advertimos, además, sobre las consecuencias de firmar el consenso fiscal antes de que se iniciara la negociación. Es por eso, que desde el gobierno no pueden decir que los gremios docentes somos “rupturistas””, expresó Lucero, que agregó: “El gobierno provincial tuvo que haber previsto que un aumento del 15 por ciento nos llevaría a una situación como la que estamos atravesando”.

La medida de fuerza de 48 horas fue definida luego de que el gobierno provincial presentara una oferta salarial que no mejoraba en forma sustancial la primera cifra. Mañana, la jornada de protesta se completará con una movilización en la capital santafesina donde confluirán gremios docentes y del sector público.

“Que el gobierno de Santa Fe hable de conciliación obligatoria demuestra las consecuencias de haber firmado el pacto fiscal con el gobierno nacional. En diez años de aplicación de la paritaria, la negociación salarial en Santa Fe nunca recurrió a esa instancia”, analizó Lucero, que indicó: “Lo que debe hacer el gobierno es buscar alternativas para mejorar la propuesta salarial. Querer volver –como expresaron- a “foja cero” para presentar la misma oferta solo aletarga el conflicto sin proponer una solución real que responda a las demandas de la docencia santafesina”.