La Unión Transitoria de empresa Transportadora del Gas del Sur S.A. –SACDE S.A. recibió el pasado jueves del Concejo Municipal de Esperanza la autorización para la ocupación del espacio público para perforar caminos rurales del sector sur de la ciudad para emplazar el Gasoducto que unirá el GNEA con Sunchales pasando por Esperanza y Rafaela.

La empresa había dejado trascender que sólo faltaba la autorización de la Municipalidad de Esperanza para comenzar la obra y una de las últimas etapas era la aprobación votada por el Concejo Municipal por unanimidad el pasado jueves.

Según informó la UTE en el expediente de presentación la obra del gasoducto tendrá varios frentes simultáneos de trabajo que demandará unos 365 días de trabajos, de los cuales 200 tendrán lugar en territorio esperancino.

La empresa deberá avisar a los vecinos que se van a cortar caminos para el tendido del gasoducto, se van a impedir accesos a determinadas alcantarillas y en algunos sectores se deberán construir cámaras subterráneas.

También los concejales explicaron en la sesión de la semana pasada que aún está faltando la autorización de Vialidad Provincial para concretar el cruce del caño por debajo de la ruta provincial número 6, en jurisdicción esperancina, casi en el límite con Pujato Norte.