Según informaron más de 15 servicios entre viernes, sábado y domingo en su mayoría en microbasurales, pastizales o cañaverales de la ciudad y en apoyo a Pueblo Esther.

Según expresó Sergio Fernández, integrante del Cuerpo, se debe a que las condiciones dadas por la sequía que afecta a la región inciden y facilitan la propagación del fuego más rápidamente. Por tal motivo, tuvieron que salir rápidamente ante cada llamado.

Es por eso que llaman a la toma de conciencia de los vecinos, de no iniciar ninguna quema de basura ya que con la sequedad del tiempo de los últimos meses, los riesgos aumentan.

Además, los Bomberos tuvieron que recurrir en apoyo a Pueblo Esther por la quema de cañaverales; al rescate de un caballo en calle Esperanza al 900 de Villa Gobernador Gálvez, al apoyo del incendio de una zapatería de la localidad de Rosario y al de una vivienda de Stephenson y General López en la madrugada del domingo.