La intendenta Mónica Fein se manifestó en contra del paro de trabajadores municipales de este miércoles y jueves y defendió la cláusula gatillo. La municipalidad había ofrecido un 16,5 por ciento de aumento a sus empleados pero el sindicato lo había rechazado por “insuficiente”.

“Entiendo que un paro de 48 horas no se condice con el diálogo”, afirmó la intendenta este martes. Señaló que pasado el paro se reanudará la paritaria aunque advirtió que “los márgenes en los que discutimos son complicados”.

Explicó que “es difícil” ofrecer cifras encima de la inflación oficial estimada y defendió la cláusula gatillo que “garantiza que ningún trabajador pierda capacidad salarial”.