Tras su regreso vacacional, Augusto Tartúfoli se enteró que ya no formaría parte del panel de Intrusos. “Se cansaron de mí y me echaron“, explicó el periodista tras la difusión de la noticia de su despido.

“Yo no era un buen alumno para ellos. Era un tipo con el pelo de colores y remera rockera. No quería vestirme como empleado de banco. Y me parece que eso molestaba“, explicó en La Nación.

Tartu confesó que no tenía el apoyo de la producción, y que varias veces le advirtieron que no era bien visto el look con el que aparecía en pantalla. “El único que me bancó fue Jorge Rial, que no pudo hacer nada por mí“, aclaró el periodista.