Cristina, la mujer fue violentamente golpeada por un hombre que pasaba junto a ella mientras se disponía a desatar su bicicleta, habló este lunes y relató lo que vivió después del ataque que la dejó con secuelas físicas y psicológicas. “Me tiene sin poder dormir, hasta que no lo agarren no voy a estar tranquila en la calle” contó la mujer, que sufrió la agresión el pasado 20 de febrero, tras salir de un centro de estética en el barrio porteño de Palermo.

En relación al episodio, la mujer de 64 años relató cómo la tomó por sorpresa, dado que se encontraba de espaldas y nunca vió al hombre acercarse: “Sentí un golpe terrible, pensé que se había caído una maceta o algo de algún balcón, porque no vi nada”, explicó a LN+. En ese sentido, contó que se enteró que había sido golpeada por un hombre recién el día después, cuando un comerciante de la zona le preguntó si quien le había pegado era su marido. Si bien el hecho ocurrió el pasado 20 de febrero, se conoció la noticia el pasado viernes, debido a que el hijo de la víctima publicó el video en las redes sociales:

 

Dado que aún se desconocen datos del responsable de la embestida, la mujer detalló: “Le pido a los parientes del muchacho que si lo quieren, lo ayuden. Que lo entreguen, ese tipo va a hacer mal en la calle” y agregó: “Antes salía e iba a caminar, ahora tengo mucho miedo. Tuve un Dios aparte pero a otra persona la puede matar, ese golpe es para matar”.

Por el hecho, un sujeto fue detenido este lunes, acusado de ser el sospechoso de agredir de un golpe en la cabeza a la mujer de 64 años. Asimismo, fuentes policiales informaron que a partir de un llamado al 911, en el que una señora había asegurado ver al agresor saliendo de una verdulería, efectivos de la comisaría 17ma. de la Policía de la Ciudad procedieron a detenerlo en la Avenida Las Heras al 3400. Si bien el sospechoso fue alojado en esa seccional y quedó a disposición de Claudia Katok, titular de la Fiscalía número 54, se deberá determinar si es o no el agresor que atacó a Cristina en Avenida Las Heras y Salguero.