La repartición provincial aporta el dispositivo, que se trata de una balanza móvil que prestará servicio en distintos accesos al sector pavimentado de la ciudad; dando cumplimiento a la Ordenanza 1417/17, mediante la cual se autoriza a la Dirección Provincial de Vialidad a efectuar operativos de control de cargas en el ejido urbano, de manera conjunta o indistinta con el municipio.

Los mismos, tienen como objetivo la necesidad de preservar y conservar la estructura vial de las calles que componen el ejido urbano; por lo que resulta imprescindible contar con la colaboración de esa repartición provincial para que realicen los controles sobre el transporte de carga en distintas arterias de la ciudad.