El último sábado 10 de marzo, el Club Atlético Chabás emprendió los festejos por su esperado aniversario número cien. Entre los actividades que se desarrollaron hubo una que llamó la atención de los pobladores. Hubo bombas de estruendos que fueron en contra de la ordenanza de Pirotecnia Cero que impera sobre el territorio desde finales de 2017.

El que expresó su decepción en las redes sociales fue el mandamás de la Comuna, Lucas Lesgart. Quien aseguró que el club Lagunero “puso sus festejos por encima de de las razones que sustentan la norma”. Es de destacar que los integrantes de la Comisión Direcitva habían solicitado autorización para hacer uso de fuegos de artificio pero la misma fue denegada.

Ahora, la institución deberá afrontar la sanción que será notificada por el Ejecutivo local en las próximas horas. De acuerdo a la gravedad de la infracción, según se considere, el costo rondará entre las 500 y las 6000 unidades fiscales.