En rechazo al nuevo ofrecimiento realizado por el gobierno provincial, los gremios que representan a la administración central de Santa Fe definieron un paro de 48 horas para los días 13 y 14 de marzo.

Adelantaron que el mismo será sin concurrencia a los lugares de trabajo