El inicio de 2018 arrojó resultados positivos para la demanda de naftas y gasoil en las estaciones de servicio, aunque con un crecimiento más moderado en los productos premium.

Un relevamiento efectuado por el Ministerio de Energía de la Nación, muestra que la demanda de combustibles experimentó en enero un crecimiento interanual del 3 por ciento.

La mejora tuvo sus exponentes en los derivados del tipo Premium, aunque también treparon los despachos de Nafta Súper, en tanto que los de Gasoil Grado 2 volvieron a disminuir.

Respecto a este último producto, si bien la tendencia regresiva es una constante del último tiempo, la grave sequía que afecta buena parte del país provocó que el sector agropecuario disminuya notablemente su utilización, perjudicando especialmente a las estaciones de servicio ubicadas en los pueblos del interior, que dependen del campo para asegurar su subsistencia.

Como contrapartida, el Gasoil Grado 3, requerido por las unidades motrices modernas que necesitan imperiosamente de un combustible de mejor calidad, escaló 16.2 por ciento respecto a enero de 2017.

La preferencia de los automovilistas por la Nafta Premium también trepó este período 11,52 por ciento, mientras que el expendio de nafta súper obtuvo un alza del 2,63 por ciento.

YPF logró un market share del 56,4 por ciento (63% en la nafta Infinia), seguida por Shell con el 20,43% y AXION, 12,11 por ciento.