Apareció el cuerpo del joven que se tiró de un catamarán

El joven, de 19 años, festejaba un cumpleaños en una embarcación en el río Luján. No se sabe por qué, sobre la medianoche, se tiró al agua, rechazó un salvavidas y se alejó nadando. Lo encontraron recién ayer.

La búsqueda del cuerpo.

El cuerpo del joven de 19 años que se arrojó el jueves por la noche desde un barco en la localidad bonaerense de San Fernando, cuando participaba de una fiesta de cumpleaños, fue hallado ayer en el río Luján, informaron fuentes de Prefectura Naval. “Se encontró el cuerpo a la altura del kilómetro 26,5 del río Luján”, aseguraron ayer al mediodía fuentes del organismo al referirse a David Peña, quien se tiró al agua poco antes de la medianoche del jueves último por razones que se desconocen. En el catamarán se estaba festejando un cumpleaños que había comenzado a las 21.30 con 167 personas a bordo.

El operativo de búsqueda se inició en la madrugada del viernes y continuó ayer a la mañana a la altura del kilómetro 25,5 del río Luján, en San Fernando, abarcando un radio de varios kilómetros a la redonda, con 14 embarcaciones –entre ellos semirrígidos, lanchas y gomones– y buzos tácticos. El cuerpo fue hallado en una zona próxima al lugar donde el joven se había arrojado al agua.

El hecho ocurrió pasadas las 23.30 del jueves, cuando personal de Prefectura de San Isidro recibió un llamado del capitán del barco Libertad II, que alertaba sobre la caída de un joven desde la popa de la embarcación, que sale del puerto de Olivos y navega por el río Luján hasta la zona de Tigre. Según distintos testimonios, el joven cayó mientras el catamarán navegaba por el Luján, y aunque le tiraron un salvavidas no lo tomó y continuó nadando hasta que lo perdieron de vista, momento en el que alertaron a las autoridades.

El evento había sido organizado por Gastón Canovas, quien alquiló el barco a la empresa Catamaranes Libertad, situada en el puerto de Olivos, partido de San Isidro, para iniciar los festejos de su cumpleaños, que iban a continuar este fin de semana en una quinta de la zona norte del conurbano.

Canovas había invitado a amigos y conocidos a participar de lo que denominó “Anochecer en el Río”, aunque antes había que anotarse en un listado.

Catorce unidades de la Prefectura Naval Argentina participaron del operativo de búsqueda de David Peña. La búsqueda se focalizó en el kilómetro 25,5 del río Luján, a la altura del Club Náutico Barlovento, en San Fernando, y se extendió por un radio de varios kilómetros a la redonda, para lo cual debieron reducir la circulación de barcos, ya que es una zona muy transitada. “Hay muchas corrientes que van y vienen en diferentes direcciones y juncos, es difícil la búsqueda”, refirió un vocero involucrado en el rastrillaje.

“Subimos al barco a las 21.30, en Olivos, para festejar el cumpleaños de un amigo y a eso de la una de la mañana, cuando el barco quedó varado, uno de los chicos que estaba en la fiesta se tiró al agua. Le tiraron un salvavidas, pero no hizo caso, siguió nadando”, dijo Ariel, uno de los participantes de la fiesta. “No sé por qué se tiró, no sé si estaba borracho o drogado, no lo sé”, explicó el joven, y contó que después de lo ocurrido “nos bajaron del barco y nos llevaron a Prefectura, donde estuvimos hasta las nueve de la mañana”.

Poco después, varias embarcaciones de Prefectura arribaron a la zona y el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional 2 de San Isidro, a cargo de Sandra Arroyo Salgado, ordenó el cierre del río, y la retención del barco y todos sus ocupantes, a quienes trasladaron a la sede de Prefectura Zona Delta, en el partido de Tigre.

Una vez amarrado, los oficiales de Prefectura hicieron descender a los 165 pasajeros y dos tripulantes, revisaron la embarcación y encontraron bebidas alcohólicas y algunas drogas, según confirmaron fuentes vinculadas a investigación, aunque no trascendió la cantidad ni sus características.

Tras el arribo al puerto, las autoridades identificaron al organizador del evento, Gastón Canovas, quien alquiló el barco a la empresa Catamaranes Libertad, situada en el puerto de Olivos, partido de San Isidro, para iniciar los festejos de su cumpleaños que iban a continuar este fin de semana en una quinta de la zona norte del conurbano.

Canovas había invitado a amigos y conocidos a participar de lo que denominó “Anochecer en el Río”, aunque antes había que anotarse en un listado.

“Ya los estaré molestando por privado, pero para que vayan sabiendo, este jueves desde las 18 festejo mi cumple en el barco que sale desde Olivos. Zarpamos a las 19.45 PUNTUAL y volvemos cerca de las 00. El acceso es gratis, habrá bebidas para compartir, pero el que quiera traer las suyas puede hacerlo también. Hay que traer DNI y anotarse en lista, pronto el flyer, etc.”, puso en Facebook unos días antes.

En la invitación, el joven aclaró que la fiesta comenzaba a las 18 en el barco situado en Corrientes y el río, en la localidad bonaerense de Olivos, y especificó que a las 20.30 zarparía para emprender el regreso al puerto a las 23.45.

“Me pasan nombres por privado para la lista. No se cobra entrada y se pueden llevar bebidas”, publicó el 5 de marzo en su muro de Facebook.

Sin embargo por la mañana, el organizador posteó: “A muchos les había anticipado que el domingo festejaba otra vez en una quinta… totalmente suspendido… venía siendo una hermosa fiesta pero un acontecimiento de mierda empañó todo.. solo nos queda esperar y rezar”.

Arroyo Salgado y el titular de la secretaria federal 4 les tomaron declaración testimonial a los ocupantes del catamarán, y uno de los concurrentes confirmó la identidad del joven desaparecido.