Cuatro mujeres que eran obligadas a ejercer la prostitución fueron rescatadas hoy por personal de la Policía de Investigaciones, luego de un allanamiento realizado en una vivienda de 9 de Julio al 400.

El operativo se realizó luego de una orden emanada por la fiscal de la Unidad Especial de Delitos Contra la Integridad Sexual, Nora Marull, en el marco de la causa que investiga la probable comisión de los delitos de explotación, promoción y facilitamiento de la prostitución.

En la vivienda se rescató a cuatro víctimas mayores de edad, a quienes se les brindó contención por parte de una psicóloga del Instituto de la Mujer de la Municipalidad de Rosario junto al Área de Investigación sobre Violencia de Género Sexual y Familiar de Rosario.

En el lugar se encontraban al momento del procedimiento dos hombres, mayores de edad, que manifestaron ser clientes del lugar y un tercer hombre, también mayor de edad, quien dijo realizar tareas de mantenimiento.

Personal de la PDI secuestró del lugar una CPU, anotaciones, y elementos de prevención sexual. Por disposición judicial, se procedió al cierre y clausura del inmueble.