Buyatti licenció al 90 por ciento de su personal por falta de producción

La medida fue tomada la semana pasada y responde a la finalización del contrato que la cerealera radicada en Puerto San Martín mantenía con Molinos Cañuelas, a la que le habían arrendado sus instalaciones fabriles.

Ahora, la tradicional firma de capitales santafesinos negocia contrarreloj con otras empresas a las que está interesando para que utilicen su predio a modo de fasón, tal como se viene haciendo desde 1997.

“El 90 por ciento de los trabajadores han sido licenciados, están en sus casas, y esto rige hasta el próximo 20 de marzo, fecha en la que nos reuniremos con el directorio (de Buyatti) para saber que novedades hay sobre las negociaciones emprendidas para reactivar la fábrica”, indicaron desde el Sindicato de Obreros y Empelados Aceiteros (SOEA).

Si bien hasta el momento no hay acuerdo suscrito, desde el gremio son optimistas en que, para antes de fin de mes, Buyatti pueda encontrar algún socio. Caso contrario, el futuro de la empresa será muy complicado pues, de motus propio, no puede comprar mercadería y producir para sí misma. “Por cuenta propia no puede comprar mercadería”, reconoció en declaraciones radiales el secretario general del sindicato, Pablo Reguera.

En la actualidad son alrededor de 200 personas las que emplea esta cerealera histórica de Puerto San Martín, hoy en su mayoría, en sus casas.