La diputada nacional Silvina Frana

Una legisladora santafesina sumó un ingrediente más al debate abierto sobre la despenalización del aborto en Argentina, horas después de una multitudinaria marcha de mujeres que en cada rincón del país conmemoró el Día Internacional de la Mujer. Silvina Frana, diputada nacional por Santa Fe, reflotó un proyecto de 2014 impulsado por el colectivo pro vida “Red Federal de Familias” que propone “garantizar la protección integral de los Derechos Humanos de la Mujer Embarazada y de los Niños y las Niñas por Nacer”, con el fin de evitar los abortos.

Frana ratificó su postura anti-aborto al considerar que “hay seres humanos en la concepción”, por lo cual -aclaró- “los derechos humanos son para todos, sin dejar de reconocer que muchas veces, el embarazo para una mujer puede ser trágico”.

En una entrevista concedida al programa El Cuarto Poder este viernes, el día después de una jornada de lucha de las mujeres como la del #8M en la que estuvo presente el reclamo por la despenalización del aborto, la diputada justicialista pidió no convertir el debate en un “Boca-River” y se negó a denominar la iniciativa como “un contra-proyecto”. “Respeto profundamente las consignas del movimiento feministra, pero no comparto la liberación del aborto”, explicó.

Por otra parte, pidió poner el foco en las garantías que debe dar el Estado para el acceso a métodos de anticoncepción en los centros de salud de la provincia, y denunció que “no se están cumpliendo las leyes” que así lo establecen.

“No es religión”

Frana negó que su postura en contra del aborto sea un tema de religión, sino que -por el contrario- está vinculada al respeto por los derechos humanos. De todas maneras, admitió que la cuestión plantea fuertes contradicciones sobre la necesidad de evitar más muertes de mujeres por recurrir a la clandestinidad para la interrupción de embarazos no deseados.

“No tiene que haber más muertes por abortos clandestinos pero tampoco, mujeres pobres que no pueden acceder a métodos de anticoncepción”, enfatizó.

“No podemos reducirlo a un Boca vs River, porque le faltamos el respeto a quienes han padecido estas situaciones”, finalizó.