La mejora de la performance exportadora del principal agregado económico de Misiones llegó después de dos años consecutivos de caída y no alcanzó para compensar el terreno perdido en 2015 y 2016, al punto de que en 2014 se habían exportado más de 100 millones más que el año pasado.

Las cifras de 2017 también están muy lejos de los picos alcanzados en los años previos a la crisis financiera internacional que comenzó en 2008. En 2007 por ejemplo, las exportaciones del complejo foresto industrial habían superado los u$s970 millones, 60% más que las del año pasado.

A la hora de buscar las causas para el retroceso exportador de la forestoindustria, Carlos Berninger director de Carber SRL (Eldorado) y especialista en Comercio Exterior, apuntó a tres factores: los costos fiscales, el atraso cambiario respecto a la inflación y los altos costos logísticos.

En diálogo con el portal especializado Argentina Forestal, el especialista destacó el trabajo que vienen desarrollando actores de los sectores público y privado en el marco de la Mesa de Competitividad Nacional.

“Se lograron medias muy importantes como fue lograr la eliminación de Ingresos Brutos a las exportaciones en la provincia de Misiones, la autorización del uso de Bitrenes, el requisito de que el 10% de las viviendas sociales del país sean fabricadas con madera, entre otros, pero sería fundamental que se pueda estudiar en el marco de la misma también medidas de emergencia para reactivar las exportaciones en forma inmediata, de manera de llegar mejor preparados hasta que las medidas de largo plazo se vayan concretando”.

Consideró además que “el sector necesita salir a exportar, ampliar sus mercados, en forma inmediata. Este sector, a diferencia de otros, ya tiene la infraestructura y capacitación para poder lograr envíos por muy buen volumen de productos a otros mercados, y emplear el doble de mano de obra que tiene en la actualidad. Recordemos que sólo en Misiones, en 10 años en este sector se perdieron 30.000 puestos de trabajo, de los 70.000 que tenía”.