Representantes de Amazon.com se reunieron la semana pasada con un grupo de manufactureros en Brasil para discutir planes sobre almacenar y vender productos desde aparatos electrónicos de consumo a perfumes en el país, según dos personas que participaron en los encuentros.

La medida ampliaría el rol del gigante estadounidense del comercio electrónico en Brasil, que actualmente opera como un punto de venta para terceros, y representaría un gran avance para la compañía en el mayor mercado minorista de América latina.

Representantes de Amazon en Brasil declinaron comentar las negociaciones, agregando que la empresa ha tenido “cientos de reuniones con potenciales vendedores y proveedores sobre su negocio en Brasil y posibles planes futuros” en los últimos cinco años.

Amazon avanzó lentamente en el complejo y muy competitivo mercado minorista en línea de Brasil. Comenzó con ventas de libros electrónicos en el 2012, incluyó libros físicos dos años después y ofreció ventas de artículos electrónicos de terceros en octubre.

El comercio electrónico representa cerca de un 5% del mercado minorista de 300.000 millones de dólares de Brasil, pero se ha duplicado en los últimos cuatro años.

La firma, sin embargo, parece estar acelerando su expansión este año a medida que la economía brasileña sale de una dolorosa recesión, lo que ha intensificado la competencia de rivales locales como Mercado Libre, B2w , Via Varejo y Magazine Luiza. El mes pasado, Reuters reportó que Amazon buscaba arrendar un gran almacén en las afueras de Sao Paulo.

Representantes de Amazon, incluida la ejecutiva Ticiana Mártyres, dijeron a varios potenciales proveedores que se reunieron en el Hotel Blue Tree Morumbi la semana pasada que la compañía planea usar sus propios transportes y centros de llamados en Brasil, según una de las fuentes.

“Ellos dijeron que van a comprar directamente de los manufactureros y revenderán”, dijo la persona, que solicitó la condición de anonimato debido a los términos confidenciales de las conversaciones. Amazon dijo que almacenaría los productos en sus instalaciones en el Gran Sao Paulo, agregó la fuente.