Esta mañana, en la Sala 1 del subsuelo de Tribunales, el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Jorge Pegassano, se excusó de participar de la audiencia de constitución de querellante en la causa que investiga el crimen de la maestra Vanesa Castillo, ocurrido el pasado 15 de febrero en el distrito de Alto Verde.

La decisión del magistrado se dio minutos antes de formalizarse la audiencia, a las 8.30, en la que se encontraban presentes la fiscal Mariela Jiménez y la defensa del imputado, Ramón “Chacho” Cano, a cargo de Gustavo Durando, del Servicio Público Provincial de la Defensa Pública.

Por tal razón, el juez se retiró de la sala y la audiencia, para que la madre de la víctima, Sara Franco, se constituya como querellante en la causa y tenga participación activa en el proceso judicial, se vio frustrada.
Ante tal situación, la fiscal Jiménez y el defensor Durando firmaron un escrito donde explicaron que consienten y no se oponen a que la madre de Castillo se constituya como querella.

Los supuestos motivos

La actitud del juez llamó la atención de la fiscal, del defensor y de las propias querellantes. En este sentido, fue la propia abogada Walker quien sostuvo que la decisión de Pegassano fue a raíz de haber sido recusado en el juicio en el que juzgan a familiares de un menor abusado sexualmente en la ciudad de Esperanza. En dicho debate, Walker –junto con otro abogado– representa al a madre de la víctima.

“Los motivos, creo entender yo, que tienen que ver con el caso Baraldo, en el cual la mamá de la víctima lo denunció, mediante mi patrocinio, en la Corte Suprema de Justicia por prevaricato”, indicó Walker a UNO Santa Fe.

“Entendemos que debe ser por eso. Yo no tengo ningún otro problema personal con él; al contrario, me parece un muy buen profesional más allá de los desacuerdos que podremos tener en alguna que otra causa”, agregó.

Una hipótesis que avanza

Walker indicó además que la hipótesis que plantea junto con la abogada Stalker sigue firme. La misma sostiene que Castillo fue asesinada por haber denunciado el abuso sexual de una menor de edad que asiste a la escuela donde daba clases.

“La investigación está avanzando para el lado que nosotros venimos sosteniendo desde el primer momento, que tiene su génesis en la investigación de esa denuncia que hizo Vanesa”, destacó la letrada.

Por tal razón, según la abogada, el imputado Cano tiene una conexión con aquella denuncia. “Estamos convencidos de ello”, aseguró.

En prisión

Por el homicidio de Vanesa Castillo se encuentra detenido con prisión preventiva, Ramón “Chacho” Cano, quien desde el día en que la docente fue apuñalada en la puerta de la escuela Victoriano Montes fue sindicado como el autor del brutal hecho.

Por el momento, la hipótesis oficial que fue expuesta por el fiscal de homicidios, Andrés Marchi, indicó que Cano, el día del crimen, se acercó a Castillo cuando esta salía de la escuela, para ofrecerle que le comprara un par de ojotas. Como ella se negó, el sujeto desató su furia criminal y con una cuchilla le realizó múltiples puñaladas, en total diez, en todo el cuerpo.

 

Hoy imputan al asesino de la maestra Vanesa Castillo