El emprendimiento se llama “SuperShe” y se está equipando para convertirse, a partir de mediados de 2018, en un lugar donde las mujeres podrán “recargar las pilas” por algunos días o semanas lejos del sexo masculino, entre bosques y la increíble paz de una isla a 90 minutos de Helsinki. La idea fue de Kristina Roth, empresaria y fundadora de una línea de “estilo de vida” femenino y de un blog que se llama precisamente “SuperShe”.

En el sitio se explica el porqué del proyecto. Durante unas vacaciones, Roth se dio cuenta de que algunas mujeres cambiaban su comportamiento ante la presencia de hombres y no conseguían relajarse totalmente. Y así es que decidió crear un espacio para que las ellas puedan concentrarse exclusivamente en sí mismas. Su compañero le indicó justamente la isla que estaba a la venta.

Pero no basta ser mujer para acceder al privilegiado retiro finlandés; también es necesario convertirse en socia del club “SuperShe”. Para ello hay que contestar preguntas, ser aceptada tras un coloquio vía Skype con la mismísima fundadora o ser presentada por otras socias. Superada la preselección, una semana de fuga de los varones costará 2.850 euros, todo incluido. Si bien la cifra no parece estar al alcance de todos los bolsillos, la fundadora asegura que no desea transformar su isla en un lugar exclusivo. Las reservas ya están abiertas.