La línea aérea Latam Argentina anunció que ya no realizará vuelos hacia las ciudades de Bahía Blanca y San Juan.

La medida, que se hará efectiva a partir del 1º de junio, resulta un inesperado golpe para la “revolución de los aviones” impulsada por el Gobierno nacional, que busca vigorizar la actividad aerocomercial en el país.

La compañía explicó que la decisión busca “garantizar la sustentabilidad” de sus operaciones en el mercado local y precisó que se debe a un “desbalance entre costos operativos e ingresos generados”.

Además, Latam subrayó en un comunicado que la medida contractiva es “la primera de estas características” que debió tomar desde que vuela en el país.

Como el cese de las rutas implica el cierre de las bases de la empresa en Bahía Blanca y San Juan, Latam planea relocalizar a los empleados en otros aeropuertos.

Por otra parte, los pasajeros que hayan adquirido pasajes para volar a esos destinos después del 31 de mayo, podrán solicitar la devolución de su dinero o, si les sirve, cambiar el destino del vuelo.