En cuestión de días, Laurita Fernández dio el gran salto de su carrera. Descartó la propuesta para protagonizar el musical Rapunzel junto a Mariano Martínez y se sumó al éxito de Sugar en reemplazo de Griselda Siciliani. La obra es un éxito de taquilla en la calle Corrientes y continuará, en principio, hasta las vacaciones de invierno. La bailarina debutará en la piel de Sugar Kane el próximo 4 de abril.

Primero llegó la noticia de la renuncia de Laurita a Rapunzel, que sorprendió a todos porque en enero había anunciado su incorporación al elenco y su gran alegría por ser parte de ese musical, que iba a estrenar en mayo. Horas después se supo la explicación: la bailarina había recibido una propuesta aún más atractiva de la mano de Susana Giménez y Gustavo Yankelevich, nada menos.

Así lo anunció en Twitter:

En cuanto a Griselda, la actriz dio un paso al costado porque tiene un proyecto para hacer TV en Telefe y además, una película. Había cuatro nombres para ocupar su lugar, pero los otros protagonistas de Sugar, Nicolás Cabré y Federico D’Elía, junto al elenco, eligieron a Laurita.

“Fue una decisión difícil de tomar. Pero estuve pateando varios proyectos por Sugar y ahora es el momento de hacer otras cosas. Me da mucha alegría que hayan encontrado a alguien para reemplazarme. Me alivió. No quería que terminara todo porque yo no pudiera continuar”, contó Griselda a Clarín.