El lunes debía comenzar el juicio pero se reprogramó para el 21 de agosto

En la mañana de este miércoles se realizaba la audiencia preliminar al juicio oral que deberán enfrentar Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, los acusados por el triple crimen de General Rodríguez y protagonistas de la cinematográfica fuga que tuvo a la provincia de Santa Fe como principal escenario, además de ser el lugar donde fueron capturados en enero de 2016.

Dicha instancia judicial se iniciará a las 8,30 en los tribunales santafesinos, encabezada por el juez Nicolás Falkemberg y sin la presencia de los tres detenidos, alojados actualmente en el penal de Ezeiza.

El fiscal Estanislao Giavedoni aportará elementos probatorios aportados durante la investigación del hecho, mientras que se espera que la defensa de los tres acusados, a cargo de Leandro Miró, basará su estrategia en la argumentación de que los Lanatta y Schillaci escapaban porque se encontraban amenazados.

En diálogo con el programa El Cuarto Poder, Giavedoni explicó que esta audiencia es la “etapa intermedia y previa a la realización del juicio oral”. “Marcará la hoja de ruta del futuro juicio y se establecerán las fechas para el mismo”, indicó.

También recordó que los delitos que le atribuye a los tres hombres son “robo calificado por ser en banda en poblado, la utilización de arma de fuego, tenencia y portación ilegítima de arma de fuego y privación ilegítima de la libertad en dos oportunidades”. A eso se le suman los delitos de “privación ilegítima de la libertad y tenencia y portación de arma de fuego” por el episodio ocurrido en una arrocera de Cayastá, acusaciones que recaen sobre Cristian Lanatta y Schillaci, ya que Martín Lanatta ya había sido capturado.

“Hoy se celebra la audiencia preliminar donde vamos a proponer las pruebas: testigos, informes y documentos con los que nos vamos a valer el día de mañana en el juicio”, indicó el fiscal.

Esta etapa también servirá para otras cuestiones, entre ellas el tratamiento de una medida cautelar, ya que Giavedoni anticipó que solicitará la prisión preventiva para las tres personas y el juez puede empezar a proponer acuerdos probatorios.

“En el período de acusación yo pedí la pena de 15 años de prisión de cumplimiento efectivo para cada uno de ellos”, recordó finalmente el funcionario judicial.