Juan Manuel Urtubey

“Es necesario discutir sin prejuicios. Hay que avanzar por el camino del protocolo del aborto no-punible. Hay mucho para trabajar allí. No es lo mismo no-punible que legalizado”, dijo Juan Manuel Urtubey en diálogo con la prensa en el centro cívico. Su posición personal es contra la legalización del aborto, pero aseguró que está dispuesto a que se debata, una postura que ya mantuvo otro dirigente con el que el gobernador de Salta mantiene buena relación: el presidente Mauricio Macri.

Consultado  sobre las críticas al cumplimiento de la ley de educación sexual en las escuelas Salteñas, el mandatario provincial afirmó que “se cumplen todos los programas”. “Hemos pedido que denuncien cuando no se cumplan y no se presentó ningún padre a decir que no le están impartiendo lo que dice el programa”, señaló. Los cuestionamientos apuntan a las escuelas religiosas.

En cuanto a la polémica por querer arancelar el acceso a la salud para los extranjeros que propuso Jujuy, Urtubey, se diferenció de su vecino, Gerardo Morales, y aseguró que el impacto de la atención de los extranjeros en los hospitales públicos de la provincia es de “sólo el 0,5%” del gasto en salud. La provincia firmó un acuerdo con la localidad de Tarija, en Bolivia, de reciprocidad de prestaciones médicas.

También en educación consideró que la participación de extranjeros en Salta es baja. “A nivel nacional es menos del 3% y en la provincia es similar”, dijo. Y recordó que “los grandes próceres estudiaron en Bolivia”. “Hay un riesgo de xenofobia creciente que se ve también en Europa y en Estados Unidos”, dijo.

Género. En la reunión del B20 -el grupo de negocios del G20-que se realizó en Salta, se aseguró que hay una agenda de género. Sin embargo, en la mesa de la conferencia de prensa sólo había una mujer, la sherpa ejecutiva del B20, Carolina Castro. Los otro ocho participantes eran hombres.

No obstante, el director del grupo de negocios, Daniel Funes de Rioja, aseguró que “mejoró la participación con respecto a lo que fue la última reunión de Alemania”. “Hoy hay un 26% de participantes en la reunión del B20, contra el 14% de Alemania”, sostuvo. En la estructura del G20, además, hay 11 co-chairs y una directora, señaló, antes de apoyarse en Castro y una de las co-directoras del W20 ​(el grupo de afinidad de mujeres del G20)​, Andrea Grobocopatel​.

“En cada grupo se puede hablar de brechas”, afirmó Castro. “El B20 es de participación de los más altos niveles de la empresas y sabemos que no hay tantas mujeres llegando a esos niveles. Hasta que no se abran esos espacios, la foto no va a cambiar mucho”, agregó.

Grobocopatel destacó que se hizo un esfuerzo para invitar mujeres. “Tenemos que hacer un cambio cultural y el objetivo es enorme”.

Patricia Valli, desde Salta