Desde los últimos 200 metros finales a la raya, Genovesi empezó a convertirse en la figura principal del Premio UTTA, la contienda que ocupó el quinto turno de la jornada de Mendoza y sirvió como especie de anticipo a lo que se vendría después con el éxito de Rosado Van en el Clásico Vendimia.

Muy práctico estuvo el jockey Rodrigo Bascuñan en guiar al defensor de la caballeriza Aconcagua. Le dio toda la libertad en los primeros tramos para luego despegar su furia en el epílogo y sellar una victoria más que prometedora para su campaña. Ganó por varios cuerpos en el buen tiempo de 1m 14s 00c para cubrir los 1200 metros.

“Soy de Tunuyán y tengo la suerte de correr por esta región. El caballo respondió a la táctica que se había pensado. Se puso cómodo cuando ya en la recta final lo ubiqué por el centro de la pista”, sostuvo el látigo Bascuñan, que se mostró muy feliz por lo conseguido.

Otro que disfrutó de ese momento fue Maximiliano Molina, el peón del hijo de Mount Nelson y cuando se lo consultó, sostuvo que “siempre es lindo ganar y más aún en este tipo de jornadas. Genovesi llegaba con los diez puntos a este compromiso”. Tanto el jinete como el fiel compañero del caballo se dieron un fuerte abrazo, dejando en claro que cada función en el stud tiene su relevancia y significado.

Tanto Juan Carlos Pérez como Rodolfo Guayama, dirigentes de la UTTA, se encargaron de entregar los respectivos trofeos a cada uno de los allegados al ejemplar vencedor.