Romero es exdelegado de la fábrica General Motors de Rosario

Uno de los dirigentes de izquierda que provocó incidentes durante la marcha en contra de la reforma previsional en diciembre de 2017 tiene pedido de captura internacional. El juez federal Sergio Torres ordenó que Sebastián Romero, filmado cuando disparaba con una bazuca casera mientras se debatía en el Congreso, sea buscado en el exterior.

El magistrado tomó esa decisión luego de que la Policía no encuentra en la Argentina al dirigente de izquierda desde el 19 de diciembre, día en el que se desataron serios incidentes en una movilización convocada por manifestantes de izquierda en contra de la reforma previsional. Los investigadores creen que Romero pudo haberse escapado a otro país.

Incidentes en el Congreso: se entregó uno de los militantes del Partido Obrero
Salió el juego del “gordo mortero” y es un éxito en las redes
El manifestante de la “bazuca” sigue prófugo y el juez le rechazó la eximición de prisión
La fiscal Alejandra Mangano lo imputó por “intimidación pública y resistencia a la autoridad” y se le libró orden de captura, aunque hasta ahora no lo pudieron encontrar. Torres había rechazado el planteo del abogado de Romero, que quería garantizar la libertad de su cliente si se presentaba voluntariamente a la Justicia. El magistrado había ordenado su detención por intimidación pública, daño, lesiones, resistencia a la autoridad y “perturbación de una sesión”.

Sebastián Romero

Romero es exdelegado de la fábrica General Motors de Rosario, en la provincia de Santa Fe. En las PASO del 2015 fue parte de la lista del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado como precandidato a diputado, una fuerza integrante del Frente de Izquierda de los Trabajadores.