El dólar vuelve a subir en la City porteña y se opera a $20,60 para la venta y $20,05 para la compra, con un avance de 6 centavos o 0,3%, según el promedio de casas de cambio y bancos.

La divisa de EEUU su tercera alza consecutiva en marzo. Se encareció 8,9% en el transcurso de 2018 y acumula un ascenso de 17% en los últimos tres meses, desde los $17,60 del 6 de diciembre de 2017.

En el mercado interbancario o mayorista el dólar también se sitúa en un máximo histórico de 20,35 pesos.

En el reducido mercado paralelo, el dólar “blue” se pacta a $20,40, aún por debajo del precio minorista en bancos.

La decidida tónica alcista del tipo de cambio comenzó a mediados de diciembre pasado y se afianzó luego del anuncio de cambios en las metas de inflación del Gobierno, que fue acompañado por un recorte en las tasas de interés de referencia dispuestas por el BCRA en enero.

En su Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), el Banco Central expresó que los precios al consumidor de Argentina subirían en promedio un 19,8% en 2018, frente a la estimación de un avance de 19,3% en un informe anterior.

“A pesar de la apreciación del dólar a nivel mundial, dado que inversores buscan refugio en el actual volátil clima, en la plaza cambiaria local la divisa mayorista vuelve a dirigirse hacia los máximos por la expectativa de sequía y menores ingresos financieros, tras el breve respiro que generó la decisión de mantener tasas -condicionado por la inflación- del BCRA”, apuntó Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

Con una inflación futura más alta que la estimada meses atrás, las consultoras indagadas por la entidad redujeron sus previsiones de crecimiento a un 2,7% en 2018, por debajo del 2,9% pronosticado en enero.

En cuanto al tipo de cambio nominal, los analistas dijeron al BCRA que para los próximos seis meses esperan un valor promedio mensual de entre 20,10 y 21,19 pesos por dólar mayorista, lo que implica un peso más débil comparado con los valores de entre 19,70 y 20,60 pesos por dólar previstos en la encuesta anterior.

Un valor más alto para el dólar es visto en forma positiva desde varios sectores productivos con foco exportador y en las últimas semanas también es avalado por el Gobierno.

Carla Calá, economista de la Fundación Mediterránea, recordó que “con las últimas correcciones, el tipo de cambio real multilateral quedó 27,7% más competitivo que noviembre de 2015”, aunque aclaró que “con respecto al promedio de los últimos 20 años, la paridad del peso resulta menos competitiva tanto frente a la canasta de monedas -18,4% por debajo-, como en relación a la divisa estadounidense”, aún un 20,7% por debajo.

En cuanto a la expectativa inversora, Sabrina Corujo, de Portfolio Personal, indicó que “las LEBAC siguen siendo muy interesantes con tasas arriba de niveles del 26% anual, y un tipo de cambio que vemos testeando su zona de techo de corto plazo”. Recomendó un balance entre las posiciones entre pesos y dólares: “Letras para los pesos y bonos quizás para la posición en dólares”.