Marcas de moluscos que existieron con los dinosaurios en Plaza San Martín

Lo asegura un paleontólogo local. La especie se llamó ammonites, un molusco con forma de caracol que existió en la era Mesozoica (hace unos 240 millones de años).

Las marcas en la Plaza San Martín (Gentileza El Litoral),

Hoy son casi imperceptibles por la erosión de la piedra y la falta de cuidado. Pero ahí están, aunque vinieron de otro lugar: son rastros que guardan la memoria de u

n tiempo tan remoto que es inimaginable a los ojos de la modernidad. En algunas lajas de la plaza San Martín hay algunas marcas, “improntas” —así se llaman técnicamente— de fósiles de una especie de molusco que se llamó ammonites, que tienen una forma identificable a la de un caracol. Esa especie existió en la era Mesozoica.

Las ammonites tuvieron sus primeros registros durante el período Jurásico, unos 240 millones de años atrás, e incluso antes. Entonces, estos animales marinos vivieron previo y durante la etapa de los dinosaurios. Son parientes lejanos de los pulpos actuales, pero se diferencian de éstos por presentar una carcaza acaracolada, que es lo que se evidencia en las lajas de la plaza.

Pero, ¿cómo llegaron aquí esas huellas, a ese espacio público? Las lajas son formaciones sedimentarias principalmente marinas; estos “bichos” vivían en el agua, morían y al morir quedaban las formas, las improntas de sus fósiles impresas en esos sedimentos que luego fueron rocas. “Esas improntas están registrados en los registros fósiles de la Cordillera de los Andes del lado argentino. Hay afloramientos donde se encontraron restos de ammonites, por eso se supone que esas lajas de la plaza San Martín vinieron de una cantera de San Juan”, explica

Raúl Vezzosi, paleontólogo.

Vezzosi es doctor en Ciencias Naturales con orientación en Paleontología (UNLP), y licenciado en Biodiversidad con la misma orientación (UNL). Esa rama de la ciencia, que estudia el pasado de la vida sobre la Tierra a través de los fósiles, es su pasión. Integra el Laboratorio de Paleontología de Vertebrados del Centro de Investigaciones Científicas de Diamante, Entre Ríos (en vinculación con el Laboratorio de Geología), en dependencia del CCT Conicet Santa Fe. Los laboratorios trabajan en esta región: Entre Ríos, Santa Fe y hay vinculaciones con científicos de Córdoba y Stgo. del Estero.