El cráneo humano y otros huesos fueron encontrados en una vivienda sita en San Juan al 2000, en el barrio Mitre.

Los primeros resultados de los análisis efectuados en los restos óseos humanos hallados semanas atrás enterrados en el patio de una vivienda en San Lorenzo, se dieron a conocer, y confirmaron que esos huesos son humanos.

De acuerdo al informe elaborado por los profesionales, devenidos de los análisis a los que fueron sometidos dichos restos, indican que el cadáver encontrado en San Juan al 2200 tuvo un lugar de enterramiento distinto, es decir que fue desenterrado y vuelto a enterrar, además de determinar que se trata de un hombre, adulto, y cuya muerte data de no menos de 8 años atrás.

Las próximas pericias podrían determinar su identidad.

Estos huesos fueron hallados por el dueño de la propiedad, en el patio, en ocasión que realizaba un pozo. Los huesos estaban en el interior de una bolsa.