Dos concejales de Santa Teresita habían denunciado por irregularidades a la obra en construcción del centro multicultural en el que se produjo el derrumbe en el que el viernes murieron seis obreros.

“No habían pasado por una licitación; no ganaron por concurso, y los pliegos no habían sido autorizados por el Poder Legislativo”, dijo el concejal Marcos García sobre la denuncia que había hecho tiempo atrás junto a Germán Jardón, otro integrante de ese cuerpo.

También se investiga si había un menor trabajando.”Cuando hacés todo mal pasan estas cosas. Conocemos a esta empresa (por el Grupo Perfil Construcciones SRL). Muchos constructores se aprovechan contratando extranjeros para explotarlos”, siguió García.

De 2.500 metros cuadrados, la obra prometía convertirse en uno de los principales espacios de la Costa Atlántica para conciertos de música clásica, exposiciones de arte, ferias de teatro y, también, en un centro para conferencias internacionales.

Parte de la losa del que iba a ser el techo del centro multicultural, una estructura de unos 50 metros de largo por 15 de ancho, cedió cuando estaba siendo rellenada con hormigón. En ese momento había 12 hombres trabajando: seis de ellos salvaron su vida milagrosamente, pero otros seis murieron. Sus cuerpos fueron hallados bajo los escombros tras varias horas de esfuerzos de bomberos y rescatistas.