La historia de Them, Bichos de Candy, Alma Pura y Virgem, llegó anoche a la pantalla grande del Auditorio Federal del Parque Biblioteca de la Constitución, de la mano del documental “65/75 Comarca Beat”, dirigido por Alejandro David y producido por Marea Doc. Fue sala llena, en la última fecha del ciclo de “Cine bajo las Estrellas” que organizó este verano el Gobierno de la Ciudad junto a Cine Club Santa Fe.

Con entrada libre y gratuita el público disfrutó de esta producción local que recupera la trayectoria de las bandas pioneras del rock, y con ellas el espíritu de una década bisagra para la cultura santafesina, que se manifestó no solo en la música sino también en el teatro, el cine, las artes visuales y la literatura, en los años previos al último golpe militar. A través de material fílmico, fotográfico y sonoro, el documental preserva para la memoria colectiva, testimonios y voces que mantendrán vivo el legado de aquellos pioneros. Ahí están para confirmarlo, las entrevistas a Carlos Joannas, Enzo Vergesio y Yayo Milanesi, que fallecieron durante la etapa de postproducción del documental; las entrevistas en el sitio del mítico recital en Isla Berduc, o los ensayos en el pub La Llave, previos a otro gran acierto del trabajo realizado bajo la dirección de Alejandro David, que fue el recital de octubre de 2011, en el Patio Catedral.

Y como el trabajo realizado para “65/75 Comarca Beat” no se agota en la pantalla grande, volvieron a encontrarse en un recital al aire libre, diferentes generaciones de músicos: Perico Fissore, Guillermo Gervasoni, Ricardo Cáceres y Eduardo Nelly, de Bichos de Candy; Julio Segovia y Horacio Zanor, integrantes de Them; junto a Cristian Deicas, Leandro Valdez, Lorena Niere, Cintia Bertolino, Esteban Madariaga, Alex Russel-White, Camilo Hormaeche, Diego Arenales, Ricardo Ramírez, Mambonegro y José Giuranacci.

Poesía, rock y cine documental

Minutos antes de la proyección, José Corral dio la bienvenida al público que colmó el Auditorio Federal, “que es un lugar que estamos empezando a disfrutar los santafesinos”. Y señaló que “lo que ocurre con esta película, en este lugar, junto a todos ustedes, es un hecho que está cargado de sentido para la ciudad de Santa Fe”. En esa línea señaló que “valoramos el trabajo de Alejandro y su equipo porque nos permite recuperar la música y la poesía de una época, que son patrimonio de los santafesinos. Lo que se hizo en esa década, en esta ciudad, tiene un valor extraordinario y muchos lo van a conocer con esta producción, que queda también para generaciones futuras que podrán aprovecharlo y valerse de este patrimonio”.

“Hay que resignificar las cosas que heredamos y darles valor, pero para eso necesitamos conocerlas; y si no fuera por esta película, Santa Fe hubiese perdido parte de ese patrimonio extraordinario que son los orígenes del rock de esta ciudad. Lo recupera además desde el cine documental, que es otro patrimonio de los santafesinos. Alejandro es heredero de ese cine de la década del sesenta, del Instituto de Cine de la UNL, de Fernando Birri, y por eso no es casual que esto ocurra”, agregó luego. Para vincular la producción de Marea Doc, “con una idea y un programa que llevamos adelante desde el Gobierno de la Ciudad, que es Santa Fe como Set de Filmación, que propone aprovechar esa historia y proyectarnos al futuro”.

Una generación para inspirarnos

“La generación que se muestra en esta película debe inspirarnos hoy porque aquellos jóvenes se animaron a innovar, a salirse del molde, y eso es algo que los santafesinos tenemos que hacer”, continuó José Corral y completó: “En un momento de mucha represión física, ideológica, cultural, se animaron a hacer rock en castellano, a expresarse y mostrar su arte, polemizando incluso con la militancia política. Por todo eso los admiramos y disfrutamos todavía hoy de su arte, pero sobre todo nos tienen que servir de inspiración”.

Por último, en referencia al espacio elegido para la proyección y el recital, José Corral dijo: “en este lugar estamos recuperando también un patrimonio que es la condición que tiene Santa Fe de ser la cuna de la Constitución Nacional. Y lo hacemos mirando al futuro, con un espacio diseñado desde la contemporaneidad y dotado de tecnología, pero al mismo tiempo en este paisaje litoraleño, como aquel de la Isla Berduc, que inspiró a los rockeros de los ’60 y ’70”.

Familia Marea Doc

Por su parte, Alejandro David agradeció al intendente “por haber apoyado este proyecto que nos llevó diez años”. Y dijo que “contar una década nos llevó ese mismo tiempo. Nos dimos cuenta hace poco cuando encontramos un papel de 2008, donde estaba escrito el germen de este proyecto”. “La Municipalidad estuvo porque entendió la importancia que tiene esta película, que rescata un tesoro invaluable de esta ciudad que tiene artistas de nivel internacional, y una música y una poesía que en la época que reconstruimos está a la altura de lo que se hacía en Capital Federal”, agregó.

También agradeció al Instituto Superior de Cine y Artes Visuales de Santa Fe, “que nos bancó con todo el equipamiento”; y especialmente “a mis hermanos, a mi familia de Marea Doc porque sin ellos, esto no hubiera sido posible. Tiramos juntos siempre para el mismo lado, nos peleamos, nos reconciliamos y siempre vamos a estar unidos por esta maravillosa película que presenta a Santa Fe en el mundo entero y de la cual estamos muy orgullosos”.

65/75 Comarca Beat

A través de un valioso proceso de investigación y entrevistas, el largometraje reúne testimonios de los músicos que dieron origen al rock santafesino; y también de historiadores, periodistas, artistas plásticos, teatristas, cineastas, con un diverso e inédito material fílmico y fotográfico. Junto a la historia de Them, Bichos de Candy, Alma Pura y Virgem la producción da cuenta del legado que dejaron a generaciones posteriores; y del concierto que los reunió en octubre de 2011, en el Patio Catedral, donde los integrantes originales de aquellas bandas volvieron a subirse a un escenario junto a jóvenes músicos de rock, para interpretar los temas que marcaron esa época, logrando un sonido poderoso, lleno de esa historia y a la vez muy actual.

Alejandro David dirigió el film, y también fue el productor general junto con Sebastián Pachoud, Pablo Bertoldi, Alejandro Pérez, Héctor Bruschini, Andrea Tealdi, Agustín Falco, Fabio González e Iván Oleksak. La dirección musical estuvo a cargo de Cristian Deicas; la postproducción de sonido, de Alan Valsangiacomo; colorimetría, Pablo Martínez; animación, Álvaro Dorigo; gráfica y títulos, Ariel Gaitán. La producción recibió el apoyo del Gobierno de la Ciudad, en el marco del Programa Santa Fe como Set de Filmación.