El ataque en la ciudad de Uagadugú se inició cuando varios hombres fuertemente armados abrieron fuego contra los transeúntes antes de dirigirse hacia la embajada francesa, informó el vocero del gobierno a la TV estatal burkinesa RTB, que tiene sus oficinas al lado de la representación diplomática.

Según dijo el portavoz Remis Dandjinou, seis de los atacantes fueron muertos a tiros, cuatro de ellos frente a la Embajada de Francia y otros dos en la sede del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas.

De acuerdo con la policía, el ataque seguía en curso y afectó también al Instituto Francés.

El director general de la Policía, Jean Bosco Kienou, dijo a la agencia de noticias EFE que la acción “tiene la apariencia de un ataque terrorista”.

Según RTB, cinco atacantes se bajaron de una camioneta al grito de “Alá es grande”, antes de comenzar a disparar a la embajada francesa y prendieron fuego a su vehículo.

Testigos reportaron otra explosión cerca de la sede del Estado Mayor Conjunto y del Instituto francés, que se encuentra a poco más de un kilómetro de distancia de donde se habría producido el primer ataque.

La policía ha pedido a los ciudadanos que eviten, en la medida de lo posible, las zonas del ataque mientras las fuerzas especiales “están en acción”, un llamamiento al que se ha sumado el embajador francés en el país, Xavier Lapdecab.

“Ataque en curso a la Embajada de Francia y al Instituto Francés. Quédense confinados donde estén”, escribió la legación francesa en su página de Facebook.

Burkina Faso ha sido víctima de frecuentes ataques por grupos yihadistas en los últimos dos años.

Según el recuento más reciente del gobierno, más de 70 personas han muerto en el país africano por ataques islamistas desde 2015.