Un policía de la Ciudad fue detenido e imputado por atentado y resistencia a la autoridad luego de protagonizar un escándalo en un hotel alojamiento de Floresta, quien se enfrentó a los dueños del lugar porque no le daban una habitación para él solo.

El hecho ocurrió en el hotel alojamiento Mansión Dorée, ubicado en Ramón Falcón 3170. Según informaron, tras su arresto, la Justicia dispuso que el policía sea sometido a un narcotest, porque sospechan que estaba bajo los efectos de la droga.