El Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) registró en 2017 una suba del 11,4% en el empleo del sector, con la creación de casi 50 mil puestos de trabajo.

En diciembre de 2016, los puestos de trabajos registrados llegaban a 403.418, y en el mismo mes del año anterior alcanzaron a 449.276 personas empleadas.

Los pedidos de construcción, que surge de los permisos de edificación otorgados para la ejecución de obras privadas por los 41 municipios más importantes del país, bajaron en enero último 14,1% con relación a diciembre, y también tuvieron una contracción del 8,3% en la comparación con el mismo mes del 2017.

El consumo de insumos en la industria registró en enero pasado subas del 40,7% en asfalto, 35,5% en hierro redondo para hormigón, 27,2% en vidrio y tubos de acero sin costura, 21,8% en ladrillos huecos, 19,4% en cemento, 16,4% en placas de yeso, 11,1% en pisos y revestimientos cerámicos y 8,8% en artículos sanitarios de cerámica.

En la medición interanual, enero únicamente mostró el consumo la leve baja del 0,5% en pinturas.

En la encuesta cualitativa que realiza mensualmente el INDEC, el 36,4% de las empresas que realizan obras privadas y el 53,2% de las que se dedican a la obra pública estimaron que la actividad aumentará en el período febrero-abril.

Entre las compañías que se dedican a la actividad privada proyectaron que la suba se producirá por la disponibilidad de créditos para la construcción (26,4%), al crecimiento de la actividad económica (20,1%), créditos para la compra de inmuebles (17,4%), los nuevos planes de obras públicas (15,9%) y la estabilidad de los precios (11,1%), entre otros factores.

Entre las empresas dedicadas a la obra pública atribuyeron los pronósticos de suba a los nuevos planes de obras públicas (31,3%), al crecimiento de la actividad económica (26,8%) y al reinicio de obras públicas (18,2%)