Carlos Tevez no buscó eufemismos a la hora de definir por qué Boca no pudo con Alianza Lima por la Copa Libertadores. “Me parece que nos faltó intensidad, ir a buscar el partido, presionarlos más y querer ganarlo. Lo que yo sentí adentro de la cancha es eso”, confesó.

En ese mismo sentido, el Apache dejó otras frases elocuentes: “Me gustaría ver el partido y analizarlo más tranquilo, ahora es muy pronto. Me parece que le teníamos que dar un poco más de intensidad e ir a buscarlo. Cuando los presionamos les hicimos daño”. Y agregó: “Era un partido ganable, no nos vamos a mentir entre nosostros. Por eso esa sensación de amargura, porque era un partido para llevarnos a casa. Nos faltó esa hambre de salir a buscar el partido, de querer ganarlo”.

También, el atacante desestimó los momentos en los que el Xeneize podría haber abierto el marcador: “Fueron jugadas aisladas, no encerrarlos en un arco. Si generábamos más juego o íbamos a presionar más arriba, nos llevábamos los tres puntos. Igual después fríamente lo veré y sacaré conclusiones más frío”.

Por último, rescató: “Me voy con la amargura de no podernos llevar los tres puntos. Pero cuando no ganás estos partidos tampoco los tenés que perder. Por suerte hoy los chicos a los que les tocó jugar lo hicieron muy bien”.