“Yo pensé que había sido de madrugada, pero los empleados de las estaciones de servicios me dijeron que cuando se fueron a las 6 de la mañana el carribar estaba”, relató Daniel a la ve que lamentó el robo porque “es mi único sustento de vida”.

“Fuimos durante mucho tiempo juntando monedita con monedita, lo fuimos armando de a poquito, cumpliendo con todas las normativas que pide la Municipalidad”, comentó la víctima del increíble robo.

El carribar sustraído se encontraba apostado sobre Ruta 11 y calle Chubut.

Las primeras hipótesis que se manejan dan cuenta de que los ladrones habrían enganchado el carribar en algún vehículo y se lo llevaron.

Vale indicar que algunas versiones dan cuenta de que habría filmaciones de cámaras de seguridad colocadas en la zona.