En Hollywood, diversas actrices admitieron que habían sido víctimas de acoso. A nivel mundial, se destapó un escándalo y varias mujeres de nuestro país se animaron a contar sus historias, como Calu Rivero, Cecilia Roth, Susana Romero y Rita Pauls, entre otras. Ahora, Vanesa Carbone escribió una larga carta en Facebook, en la que detalla episodios de abuso que sufrió en diferentes etapas de su vida.

“Mientras observo el fenómeno social que es esta maravillosa y trasformadora reacción en cadena, no puedo evitar preguntarme ¿A cuántas de nosotras un hombre manoseó, golpeó, acosó u abusó? Y enseguida nace otra pregunta inevitable ¿A cuántas de nosotras, nos pasó más de una vez? Sí, más de una vez. Porque yo podría enumerar, al menos, una o dos por cada etapa de mi vida, mi infancia, adolescencia y adultez”, señala la panelista del programa Liberman en línea de Canal 26.

“Me costó mucho escribir todo esto y aún hay algunas pocas situaciones que guardo para mí, no me interesa dar nombres, sabemos que si la víctima no presenta pruebas se invierte la carga de esta a favor de ellos, sumado a que pasado el tiempo, en algunos casos, las acciones prescriben y creer o no creer, en un relato, jamás va a cambiar lo sucedido”, agregó Carbone. Luego, enumeró once casos que le ocurrieron en distintas etapas de su vida.

Durante su infancia, que pasó en Ushuaia, sufrió el primer episodio de acoso en la casa de una amiga cuando tenía entre 8 o 9 años: “Se fueron todos a dormir, pero el papá se quedó, en un momento, me levanté a buscar jugo a la cocina y el padre de mis amiguitas estaba detrás mío, cerró la puerta de la cocina, me tomó de los brazos, me subió a upa, me abrazó fuerte y como si fuera yo un adulto, él empezó a besarme en la boca, no fue un pico, no fue un beso seco, no fue un beso. Gracias a Dios, bajó uno de sus hijos varones que desde la escalera gritó: ¡¡¡Papá!!! y automáticamente su papá me bajó al suelo, me soltó y abrió la puerta”.

También, Vanesa relató que sufrió violencia de género con un novio de la adolescencia, con el que llegaron a convivir en Ushuaia. Ella lo encontró en un boliche con otra mujer y tuvieron una discusión que terminó a los golpes: “Me agarró de los pelos y me llevó al baño de hombres del lugar, una vez adentro, me golpeó en la cara varias veces con puño cerrado. Los guardias de seguridad advirtieron la situación y lograron sacarme, me llevarme afuera del lugar, a él también. No llamaron a la policía, no llamaron a la ambulancia, ni tampoco me asistieron”. Unas amigas la llevaron hasta la guardia de un hospital, en el que se despertó “llena de sangre, con el tabique desviado, dos dientes partidos y un ataque de nervios”.

Tras la adolescencia, comenzó a estudiar y trabajar en Buenos Aires. Pero, le tocó tener un jefe acosador, al que llama “el ex funcionario con apodo particular”: “Tenía un hermoso trabajo y un buen día mi jefe decidió acosarme laboralmente, comenzó con insinuaciones de todo tipo, repito, de todo tipo. En el horario de almuerzo, solía hacerme ir a los lugares donde él almorzaba, cada vez la excusa era distinta, llevarle carpetas, papeles, etc. La secuencia era siempre la misma: yo iba, le llevaba la documentación que me pedía, lo saludaba para retirarme a la oficina nuevamente, y él me pedía que me quedara, acto seguido, venía la invitación para que almorzara con él y por supuesto, no faltaría el momento en el que indagaría sobre mi situación sentimental”.

Mientras que en una temporada en Pinamar, estaba trabajando como modelo de una agencia y le tocó vivir otro feo episodio con un conductor de televisión y radio que la manoseó adentro de un vehículo: “Él intento sobrepasarse conmigo, estaba borracho, yo lo empujaba, lo sacaba, al mismo tiempo que le decía que no quería nada con él. Mi puerta estaba trabada, le pedí que me dejara ir, no quiso, no sacaba el seguro de la puerta, me agarraba los brazos fuertemente, él no entendía que no es no, todo transcurría muy lento”.

En 2006, Carbone trabajaba en MTV con el Zorrito Von Quintiero como su secretaria y fue manoseada por un conductor de televisión y músico que había sido invitado al programa: “Recuerdo que el Zorrito le dijo a nuestro invitado: ‘Te presento a Vanesa’ (fuera del aire). Me saludó, yo respondí el saludo, me di vuelta y en ese momento, sentí como este señor me tocaba la cola, me había dado un chirlo en la cola, quedé helada, ni siquiera retuve que fue lo siguiente que dijo. No había sido sin querer, había sido desde su machismo, desde su arrogancia”.

Asimismo, Vanesa relató otras situaciones de acoso que vivió con un cómico, un director de cine, un mánager, una modelo e incluso hasta con un ginecólogo.

La carta completa: