Todo comenzó en la previa del clásico cuando Lautaro envió un video al plantel Sabalero. El chico le enviaba fuerzas y aliento a todos los jugadores pero hizo hincapie en conocer a su ídolo Alexander Domínguez.

El ecuatoriano cumplió el deseo del pequeño Lautaro que tenía el sueño de conocerlo personalmente. No solo que lo pudo cumplir al deseo sino que el portero se apareció en la casa y le dio flor de sorpresa.

Alexander Domínguez además de visitarlo le dio algunos consejos a la hora de atajar y para finalizar le regaló sus camisetas y guantes.

Mira las mejores fotos

Mira el video