Vecinos de La Costa preocupados por la ola de robos

Se trata de un grupo de autoconvocados que entregará en los próximos días una nota solicitando el encuentro con el intendente de Santa Fe, José Corral.

Preocupa la ola delictiva en la zona de la ruta 1

A principios de febrero, un grupo de vecinos de San José del Rincón, autoconvocados por su preocupación ante lo que denominan una “ola delictiva”, se reunieron para elaborar una nota con un pedido de audiencia que presentarán en los próximos días al intendente, Silvio González.

En la misiva, que actualmente está siendo distribuida por la localidad para que sea firmada por quienes acompañan el reclamo, afirman que la actual situación, “sin distinción de horarios ni lugares, ya ha provocado innumerables situaciones de violencia, tanto físicas hacia los ciudadanos como materiales en los domicilios, con roturas de portones, puertas de ingreso a las viviendas y ventanas, sustracción de celulares, carteras y bienes domésticos de considerable valor intrínseco, además de generar una situación permanente de angustia y desprotección de las personas y sus hogares”.

A la par del planteo vecinal, los robos no se detienen. Ayer, según contó a, Romina, una de las vecinas que impulsan el pedido de audiencia con González, tres casas de Villa California, entre las calles Del Rocío y Del Oro fueron asaltadas. También se denunció en las últimas 24 horas el robo de un automóvil en las inmediaciones de Aspad (Asociación Solidaria Para Discapacitados), y otro vehículo apareció con la puerta forzada. Todos estos últimos hechos en la misma zona.

Por este motivo, la intención de los damnificados es exigir una respuesta a las autoridades. En ese sentido, este sábado, en la vecinal de Villa California, volverán a reunirse para hacer un conteo de las firmas que acompañarán la nota a presentar y definir los próximos pasos a seguir.

El principal planteo será mayor presencia policial en la zona, ya que se reiteran los atracos, y cuando los vecinos buscan respuesta, muchas veces no la encuentran justamente por la falta de móviles y efectivos policiales.