“Con las Unidades Asistenciales de Maltrato Infantil se protegería a víctimas y denunciantes”

''

“Desde el año pasado venimos debatiendo en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados el proyecto de creación de Unidades Asistenciales de Maltrato Infantil (UAMI) cuyo objetivo es prevenir, detectar e intervenir con celeridad ante casos de niños víctimas del maltrato y abandono”, sostuvo Patricia Chialvo.

“Este proyecto surgió a fines de 2016 tras la muerte de un niño de barrio Pompeya, que estaba bajo la tutela de la subsecretaría pero permanecia en su casa con los familiares”.

La diputada explicó que “hasta definir que hubo un abuso y que se proceda a separar a la persona del grupo familiar transcurren muchos meses y las familias deambulan por distintos lugares, están meses en el hospital mientras se prueba el delito”.

En este sentido, la diputada explicó que las UAMI tendrían como principal función atender, contener y realizar el seguimiento de niños, niñas y adolescentes que ingresen a hospitales como víctimas de maltrato, activando inmediatamente a los miembros de las unidades: representantes de la justicia, secretaría de niñez, áreas de salud, profesionales y las organizaciones de la sociedad civil cercanas a la familia del niño

La legisladora manifestó que actualmente “los casos de maltrato infantil son detectados y atendidos en los centros de salud, en las escuelas o comisarías, pero que son los médicos, las enfermeras, las maestras o directoras de las escuelas quienes están siendo amenazados y agredidos por ser quienes generalmente hacen la denuncia policial”.

También manifestó que en la ciudad hay una sola pediatra especializada en el tema: “La doctora Gabriela Ragogna es la única profesional especializada en estos casos, se formó en los Comisiones por Maltrato que funcionaban en el Hospital Alassia y en el Mira y López, que hoy por hoy ya no existen porque fueron desarticulados”.

Para Chialvo “es insostenible mantener este cuadro de injusticia, donde luego de ser denunciado, el agresor vuelve a su casa hasta que la justicia define su situación, lo que puede demorar meses o años”.

“Por eso estamos proponiendo que la respuesta ante un caso de maltrato infantil sea asumida por el Estado como una medida de emergencia, y abordar desde las UAMI cada caso, comprobando inmediatamente si hubo abuso, y en caso de ser así, separar al agresor de su seno familiar donde suele ejercer principalmente su esquema de violencia”, concluyó.

 

Rechazo histórico

La diputada aseguró que no le sorprende el rechazo del oficialismo a esta propuesta y recordó que el proyecto surgió por primera vez -hace 10 años- de la actual diputada nacional Silvina Frana durante su mandato como legisladora provincial, siendo ignorado por el oficialismo oportunamente y perdiendo estado parlamentario en dos ocasiones.