Turismo de carnaval: ¿dónde está la fiesta?

''

Hasta febrero de 2011, muchos pasábamos el carnaval sin siquiera enterarnos. Para los que no vivíamos en Corrientes, Jujuy o Gualeguaychú, la fecha de las carrozas, disfraces y bombitas de agua podía pasar tranquilamente por alto. Lo cierto es que con el nuevo (viejo) feriado extra largo, la fiesta popular de la previa a la Cuaresma y Semana Santa ganó cierta atención. Y así como los hospedajes en la costa y en las playas vecinas se llenan de gente, los destinos históricamente vinculados al carnaval también crecieron en número de visitantes y las dimensiones de los festejos.

De los trajes artesanales y plumas de Corrientes o Gualeguaychú a los disfraces de diablos, invitaciones y noches de chicha en Jujuy, la celebración originalmente agraria tiene versiones para todos los gustos. La música, los disfraces y la fiesta en la calle son lo que se repite en un festejo de origen popular que cada vez gana más relevancia en todos los sectores sociales. Brasil, México y Colombia son otros de los países que tienen sus propias versiones que, quinientos años después de la conquista, siguen vigentes y más sincréticas que nunca. Si todavía no te fuiste de vacaciones, o ya lo hiciste pero estás pensando en darle una oportunidad a la fiesta más americana, armamos una selección de los mejores carnavales y te contamos qué música, disfraces y costumbres identifican a cada uno.

GUALEGUAYCHÚ

Favorito entre los grupos de amigos, el carnaval de Gualeguaychú es hace treinta años el que más gente moviliza. Más afín a la tradición brasileña que a la murga rioplatense, el desfile de comparsas reúne unas 40 mil personas por noche en el corsódromo de la ciudad. Aunque las fechas empiezan a mediados de enero, el momento clave es el fin de semana de Carnaval, donde se elige un ganador. Ara Yeví, O”Bahía y Papelitos son las tres comparsas que participan este año. La entrada general cuesta entre $ 250 y $ 290.

CORRIENTES

Aunque algunos no lo sepan, la Capital Nacional del Carnaval es la ciudad de Corrientes. Enraizado en sus costumbres, para los correntinos el carnaval se extiende todo el año, cuando bordan y confeccionan artesanalmente los trajes impactantes. Araberá y Copacabana fueron durante años las dos comparsas rivales a las que se sumaron después Arandú Belleza y Sapucay. Además del desfile tradicional, en Corrientes existe el show de comparsas que se hace el miércoles. Las entradas se compran por Internet (www.topshow.com.ar) o en el lugar y van de $ 150 a $ 500.

MÉXICO Y COLOMBIA

x Un poco menos accesible por la distancia, pero no por eso menos interesante, el Carnaval de Barranquilla, en Colombia, es uno de los eventos folclóricos más importantes del Caribe. Más de un millón de personas participan cada año de esta fiesta que empieza con el desfile de la Batalla de Flores e incluye diferentes actividades. Aquí, los tickets se compran por Internet y los minipalcos cuestan desde 80.000 pesos colombianos más IVA (unos 30 dólares).

x El Carnaval de Veracruz, México, es otro de los más famosos por su antigüedad y la variedad del programa (gratis). De la “quema del malhumor” a la elección del “rey de la alegría”, el cronograma empieza casi diez días antes y termina con el entierro de Juan Carnaval.

BRASIL

Podemos discutir cuál es el carnaval más genuino, el más tradicional o el más puro, pero lo que nadie se atrevería a negar es que el carnaval más famoso del mundo es el de Río. Célebre por sus desfiles y el despliegue de las distintas escuelas de samba que recorren desfilando y bailando por el Sambódromo Marquês de Sapucaí, el fin de semana del carnaval es mucho más que un evento y atraviesa toda la ciudad.

Cada año en febrero, los días previos al miércoles de ceniza (día en que empieza la Cuaresma cristiana), turistas y cariocas de todas las edades y clases sociales se reúnen en las calles y hay fiesta en todo Río de Janeiro. Mangueira, Estácio de Sá y Vai Como Pode son algunas de escuelas más antiguas que desde 1930 se enfrentan en el sambódromo diseñado por Oscar Niemeyer. Entradas de 68 a 1.700 dólares.

JUJUY Y SALTA

Las fechas y el espíritu de festejo serán parecidos, pero las tradiciones que incluye el carnaval en los pueblos andinos son bien distintas. No hay espuma ni samba, sí papel picado, talco y disfraces de diablos. Comparsas, agrupaciones y fortines son parte de estos festejos que remplazan los desfiles por celebraciones en la calle con chicha (bebida a base de maíz fermentado) y bailes hasta la madrugada. Maimará, Tumbaya, Tilcara, Humahuaca y Purmamarca son algunos de los pueblos de la ruta 9 en los que se puede celebrar los carnavales en las calles sin entradas ni reservas.

IB