Cinco maravillas del continente africano para conocer

''

El continente africano posee maravillas naturales imposibles de encontrar en ninguna otra parte del mundo: desde gigantescos saltos de agua hasta su desierto imponente. Por eso, desde National Geographic elaboraron el siguiente ránking y nos invitan a conocerlos:

Erg Chebbi, Marruecos:

Para recorrer en camello altas dunas y dormir en el desierto rodeado de kilómetros y kilómetros de silencio bajo las estrellas. Despertar y ver cómo con el sol la fina arena se va tiñendo de colores. En algunos lugares, las dunas del desierto de Erg Chebbi alcanzan hasta 150 metros de altura. Forma parte del Sáhara y se extiende desde Marruecos hasta Argelia.

Avenida de los Baobabs, Madagascar:

Este paraje, entre Morondava y Belon”i Tsiribihina, en la región de Menabe, se conoce como “La avenida de los baobabs” porque concentra una treintena de ejemplares de este asombroso árbol que es, junto a los lémures, símbolo de Madagascar. Los baobabs son árboles que pueden llegar a más de ochocientos años de edad y alcanzan alturas de treinta metros.

Cráter de Ngorongoro, Tanzania:

Este lugar en Tanzania es uno de los espacios naturales más importantes, e imponentes, de todo África. Una fauna única y los rastros de los primeros humanos se mezclan en un lugar increíble. La zona de conservación de Ngorongoro es un espacio protegido con una extensión de 8.288 km², al oeste de la ciudad de Arusha, en las tierras altas volcánicas de Tanzania. El cráter de Ngorongoro y la garganta de Oldupai no sólo tienen una gran importancia medioambiental (es el hábitat para elefantes, leones, leopardos, búfalos, rinocerontes, etc), sino que son uno de los escenarios principales en la investigación de la evolución de la especie humana.

Cataratas Victoria, Zambia y Zimbabwe:

La Unesco incluyó a las Cataratas Victoria entre los lugares Patrimonio de la Humanidad en 1989. Cuando el viajero se aproxima al Parque Nacional de Mosi-oa-Tunya, en Zambia, o, bien, al Parque Nacional de las Cataratas Victoria en Zimbabwe, comprende por qué Mosi-oa-Tunya (“el humo que truena”) es el nombre local con el que se conocen estas cataratas: un ensordecedor rumor llena el ambiente. Es el mismo ruido que sorprendió a David Livingstone cuando las alcanzó en 1855 y las bautizó con el nombre actual.

Islas Seychelles:

Es la imagen que todo el mundo tiene de lo que es una isla paradisiaca la República de las Seychelles son un grupo de 115 islas en el océano Índico que parecen un tesoro. Aquí se encuentra la playa más fotografiada del mundo, la Source d”Argent. Su clima perfecto, que oscila entre los 24 y 32ºC, sus aguas turquesas y cristalinas, la fauna y flora, hacen de este lugar uno de los destinos más prestigiosos del mundo.

punto biz