Cinco empresas tras las obras para el aeropuerto

''

Cinco empresas presentaron sus ofertas para concretar las obras de la primera etapa de la nueva terminal del aeropuerto Islas Malvinas. Los trabajos tienen un presupuesto oficial de 946 millones de pesos y permitirán sumar un nuevo sector para vuelos internacionales, posicionando a la terminal local como una alternativa a la aeroestación de Ezeiza.

La transformación del aeropuerto Islas Malvinas dio un paso trascendental ayer con la apertura de los sobres de la licitación para la concreción de la primera etapa de los trabajos de ampliación de su edificio.

Las firmas que presentaron sus ofertas fueron cinco uniones transitorias de empresas formadas por Rivas, Pose y Mecall; Tecsa, Caputo; Edeca, Pecam, Dinale; Cinter, Obring, Mundo Construcciones y Werk, Del Sol, Depaoli & Trosce. Todas conocidas ejecutoras de obra pública.

La nueva terminal de pasajeros fue diseñada por la Unidad de Proyectos Especiales de la provincia. El proyecto contempla la construcción, en esta primera fase, de un nuevo sector de más de 11.500 metros cuadrados para la atención de vuelos internacionales.

En esta etapa de edificación se atenderán las necesidades de hasta 1.500.000 de pasajeros. Pero, una vez finalizado en su totalidad, el nuevo edificio contará con una superficie total de 30.000 metros cuadrados, elevándose la capacidad de atención a 3.000.000 de pasajeros anuales.

Los trabajos tienen un presupuesto de $ 946.000.000 y un plazo de ejecución de 18 meses.

El acto

Del acto de ayer participaron el ministro de Infraestructura y Transporte de la provincia,José León Garibay, el secretario de Transporte de la provincia, Pablo Jukic y el directorio de la terminal aérea. Además estuvieron presentes los referentes de las cinco empresas constructoras que llevaron sus ofertas.

Junto con la apertura de los sobres de la licitación, las autoridades realizaron un recorrido por la plataforma comercial y las calles de rodaje que iniciaron su remodelación en noviembre del año pasado.

De esta manera, se pudieron apreciar los avances de los trabajos que permitirán duplicar la superficie existente para el estacionamiento de hasta ocho aeronaves de forma simultánea.

La tarea de duplicación de esta plataforma y la nueva terminal de pasajeros transformarán sustancialmente al Aeropuerto Internacional de Rosario, impulsando el desarrollo comercial y turístico de Rosario y la región.

Cuando presentó la maqueta de la nueva terminal, en noviembre pasado, el gobernador Miguel Lifschitz destacó que las obras permitirían posicionar a Rosario como uno de los aeropuertos más importantes del país.

“La cercanía con Buenos Aires que se planteaba como una desventaja para Rosario, hoy está mostrándonos que puede ser una oportunidad para la ciudad. Nuestro objetivo es convertirnos en el aeropuerto alternativa para Ezeiza y Aeroparque que hoy lo son Córdoba y Montevideo teniendo en cuenta que Rosario es el segundo centro emisor de vuelos del interior después de Buenos Aires”, sostuvo el gobernador.