Un director trató de “vaga e incapaz” a una alumna

''

El Ministerio de Educación de la Provincia iniciará una investigación sumaria contra el director del Instituto General San Martín, quien trató de “vaga” “mentirosa” e “inútil” a una chica que cursaba estudios ahí porque debía algunas cuotas. Es el director que en diciembre pasado no le permitió graduarse a un chico por el corte de pelo.

“Tendrías que haber juntado cartones para pagar tu educación y no lo hiciste porque sos una vaga y una incapaz”, llegó a decirle Teodoro Amici, dueño y director del insitituto, a Oriana Alvarez cuando comenzó el año pasado y por la que los padres decidieron cambiarla de colegio.

Oriana, de 17 años, estaba por ingresar al último año de la carrera, era abanderada y todas sus notas eran de 9 y 10. Sin embargo cuando estaba por comenzar el último año no podía cursar porque sus padres debían algunas cuotas en el colegio privado.

La mamá (Gabriela Requena) llegó a ofrecerle como garantía de pago dos autos y una moto para que pueda terminar el secundario con sus compañeros pero no fue suficiente. El dueño le pedía un garantía de auto de alta gama.

En medio de esto, la deuda, entre intereses y honorarios de los abogados, alcanzó los 50 mil pesos.

A fines de marzo pasado, madre e hija fueron citadas a una reunión con el dueño de instituto. Llegaron con la esperanza de encontrar una solución. Es que a esa altura, entre idas y vueltas, ya llevaban varias charlas. “Me daban mil vueltas, les lleve garantías de dos vehículos y de una moto, pero me llegaron a pedir el de un auto de alta gama. Yo les llevé todo lo que conseguí pero nada era suficiente. Los días pasaban y Oriana no podía ir a clases”, recordó la mamá.

“Deberías haber ido a juntar cartones para pagar tu educación. Yo ayudo a mi familia desde los 13 años y vos no lo hiciste, porque sos una vaga y una incapaz”, contó la mamá, quien no salía del asombro por lo que habían tenido que pasar con el director de esta escuela.

Oriana intentó contestarle y fue peor, de acuerdo al relato de la madre, quien aseguró que le hablaba a la hija y a ella no la miraba, porque era un problema de Oriana y no de los padres. “Llegó a decirle que era una mentirosa y que cómo me atrevía a contradecir su palabra. Le dijo que se habían equivocado como institución porque habían criado a una persona cómoda y que por eso el país estaba como estaba”, relató Gabriela, quien no pudo reaccionar ante semejante avasallamiento. “Nunca me esperé algo así. Mi hija lloraba y la abracé para contenerla y él se puso más violento todavía”, contó.

Finalmente, Oriana cursó el último año en otra escuela. Pero en diciembre último cuando escuchó que el mismo director que la maltrató a ella no dejó que un chico se graduara por el corte de pelo, explotó. Y tomó la decisión de hacer la denuncia por violencia de género en el Ministerio de Educación y en la Comisaría de la Mujer.

Finalmente, el Ministerio de Educación tomó cartas en el asunto y decidió iniciar una investigación sumaria contra el director y dueño del Instituto General San Martín.