La fórmula de Flor Peña para combatir el calor

''

Lejos de querer estar entre las cámaras y las principales figuras del mundo del espectáculo que eligen para sus vacaciones los centros turísticos más populares como Mar del Plata, Carlos Paz y Punta del Este, Flor Peña optó por un comienzo de año relajado en Pinamar.

Allí se dirigió para pasar unos días de muy bajo perfil junto a su hijo Felipe, que cumplirá tres meses este viernes, y su pareja, Ramiro Ponce de León. La pareja, además, comparte el tiempo con Marley, viejo amigo de la actriz, quien también se refugia allí de la prensa y las multitudes con su pequeño Mirko.

La actriz comparte a través de su cuenta en Instagram algunas imágenes de sus vacaciones, muy enamorada de su pequeño bebé, así como fotos en la playa con el conductor.

Las altas temperaturas que azotaron la Costa Atlántica este jueves no fueron un problema para Flor Peña, que pasó el día al lado de una inmensa pileta y tomó sol en topless, luciendo sus tatuajes y su lomazo. “Horizontalidad veraniega #Pinamar”, escribió junto a la imagen que publicó.

Recientemente vivió un momento muy importante para ella: bautizó a su hijo en la Capilla del Huerto, en Salta. “Fue muy emocionante, porque yo no soy católica. Fue sobre todo un gesto hacia Nelly, la mamá de Ramiro, que sí lo es y le da mucha importancia al bautismo de Feli”, contó a la revista Gente.

Además, reveló que es consuegra de Marcelo Tinelli: su hijo Tomás Otero está en pareja con Juana Tinelli, compañeros de colegio desde hace dos meses. “Un día pasó y me dijo: ”Ah, má, estoy de novio con Juana”. Y me hice la cool. Cuando la conocí, tuve que pararme en el tercer escalón. Desde ese momento le hablo con tacos, porque en ojotas me deprimo. ¡Es alta y bella! Todo lo que nunca seré”, bromeó.

ib