Prevén que patentamientos de enero pueden ser récord

''

El mercado automotor registró en los últimos dos años un crecimiento continuo. Fue el primer “brote verde” que pudo mostrar el Gobierno y el cierre de 2017 confirmó esa tendencia al superar las 900.000 unidades vendidas y quedar como el segundo mejor año para el sector. Por este motivo ya hay quienes aventuran llegar en 2018 al millón de 0km. Ese salto no se alcanzará mágicamente, dependerá de los pequeños pasos que se den. El primero tiene que ver con estos días que ya están corriendo y hay optimismo. Según las estimaciones preliminares, este enero podría ser el mejor de la historia en patentamientos. Para eso, tendrían que superarse las 112.798 unidades anotadas en el comienzo de 2012. Si bien todavía es difícil tener certezas, ya que apenas han pasado ocho días hábiles, hay quienes creen que se superará esa cifra.

“El mercado en enero estará, número más, número menos, en 115.000 vehículos. Creo que va a estar por arriba de 2012” dijo Hernán Dietrich, CEO del Grupo Dietrich.

Hasta el martes se habían patentado 30.868 vehículos, lo que representa un 4,3% más que en la misma cantidad de días de enero de 2017. Pero este dato es prematuro como para hacer un juicio definitivo. Sirve sólo para confirmar que la demanda sigue creciendo aunque no es posible todavía asegurar cuantitativamente el nivel de la mejora. La carga de operaciones no es ordenada por lo que ese porcentaje puede crecer fuerte o disminuir sin lógica. Si se mantuviera el 4,3%, se estaría lejos de lograr el récord ya que en enero del año pasado se registraron 92.945 unidades por lo que los patentamientos de enero tendrían que crecer más de 20%. En ADEFA, circuló un informe que ubica a los patentamientos de enero con un crecimiento de entre 18% y 20% respecto a 2017. Si se toman las ventas mayoristas (de fábricas a concesionarias) realizadas en diciembre, ese objetivo es posible ya que de eso depende el volumen de patentamientos de enero. Comparadas con el último mes de 2016, las operaciones crecieron 22,5%, lo que permitiría ser optimistas. Enero es clave porque por una cuestión estacional es normalmente el mes de mayores registros del año ya que concentra parte de las operaciones de diciembre que se postergan para sacar el auto como modelo del año siguiente. Por eso, el volumen alcanzado este mes tiene mucha incidencia en el número final de cada año.

Hay otros elementos que pueden ayudar para llegar al récord. En diciembre, la mayoría de las automotrices tuvieron una política muy agresiva con fuertes bonificaciones hasta el último día. La competencia entre las marcas fue una constante de 2017 pero que se profundizó en la etapa final. Seguirán en 2018. Esas ventas se patentarán durante enero y pueden darle un impulso mayor. A esto se suma la quita a partir de enero del impuesto interno para una franja grande de modelos. Si bien la medida se había anunciado con anticipación, al no estar efectiva, muchas ventas quedaron pendientes de confirmación y se registrarán a lo largo del mes. Son modelos de media y alta gama pero unos miles de 0km sumarán. Otro factor que alentó las ventas en diciembre fue la suba del dólar. El tipo de cambio es clave en este sector. Cuando cae, enfría la demanda pero, cuando pega un salto, enseguida se evidencia en las concesionarias. La gente sale a vender parte de sus ahorros antes de que el ajuste hacia arriba de la cotización impacte en los precios.