250 efectivos para controlar la noche de Año Nuevo

''

Unos 250 efectivos, entre policías y agentes municipales, formarán parte del operativo que tendrá por objetivo evitar que se produzcan incidentes durante las celebraciones del Año Nuevo en Rosario. Esta noche habrá controles de alcoholemia en distintos puntos de la ciudad y una docena de puntos críticos estarán bajo la lupa para que no vuelvan a reiterarse los desmanes que se produjeron durante la Navidad.

Según destacó el titular de la Secretaría de Control y Convivencia del municipio, Guillermo Turrín, “lo que se pretende es garantizar que se pueda convivir en la ciudad, y que los festejos de unos no molesten a otros”.

El funcionario hizo así una elíptica referencia a lo sucedido en la noche de Navidad en la plaza Azcuénaga, en la zona oeste, donde unos 2 mil jóvenes se congregaron a bailar y beber y terminaron generando un importante descontrol que no cayó muy bien entre los vecinos de la zona.

La fiesta tomó tal magnitud que hasta se vio interrumpido el servicio de la línea de trolebuses, ya que los jóvenes habían cortado la calle. Como si fuera poco, la llegada de la policía fue recibida a los piedrazos y botellazos.

Con esa experiencia aún latente, las áreas de Control del municipio vienen realizando un chequeo de redes sociales, el ámbito ideal por medio del cual se congregan los jóvenes para celebrar. Así, ya tienen detectada una docena de lugares en los que habrá una presencia preventiva de agentes para evitar que la celebración no se salga de control.

En detalle

Según confirmó Turrín, del operativo de seguridad del Año Nuevo participarán 100 agentes municipales y 150 policías. “Estarán dispuestos en espacios públicos y muchos formarán parte de los operativos de alcoholemia que se realizarán en los sectores de concentración masiva de gente”, indicó.

Según puntualizó, estos test serán móviles, por lo que se irán desplazando a distintos puntos de la ciudad a lo largo de esta noche.

El despliegue de efectivos comenzará a la una de la madrugada de este lunes y continuará hasta más allá de las ocho.

“En el sector de La Florida seguramente se extenderá el horario, porque allí suele confluir mucha gente y siempre se demora la desconcentración”, apuntó el funcionario.

Este sector es uno de los que está bajo la lupa como una de las zonas en las que podrían desarrollarse fiestas callejeras. La docena la integran, entre otros, Iriondo y 9 de Julio; Zeballos y Crespo; La Fluvial; Crespo y San Luis, 27 de Febrero y Callao y Díaz Vélez y Carrasco.

Turrín volvió a hacer un llamado a la convivencia y bregó porque los festejos se realicen en paz y sin afectar al vecino que no participa de los mismos.

El funcionario puntualizó además que quienes adviertan fiestas callejeras que alteren la tranquilidad de su barrio podrán hacer la correspondiente denuncia llamando a la línea gratuita de la Guardia Urbana Municipal (GUM), 0800-444-0909.