Vassalli aspira a funcionar con 350 empleados

''

Fuentes cercanas a la fábrica de cosechadoras de Firmat, Vassalli, indicaron a ON24 que la empresa aspira a funcionar con 350 empleados, ya que es la cifra que entienden es viable la firma.

Tras la firma de la refinanciación de la millonaria deuda, que se produjo meses atrás, los nuevos conductores de la fábrica entendieron que para reflotar la fábrica debían reducir la plantilla de más de 500 empleados a 350. “Si no se produce la reducción del número de empleados, la empresa resulta inviable con riesgo de cierre definitivo”, alertaron en un comunicado que publicó ayer La Capital.

Según las fuentes de ON24, en una primera instancia hubo algo más de 100 retiros voluntarios en Vassalli y ahora se estarían llevando adelante los 52 despidos que generaron distintas movilizaciones y la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo provincial.

“Hasta ahora, vienen funcionando, pero tuvieron un periodo de crisis y están viendo cómo siguen”, señalaron las fuentes. “Ojalá, se pueda sostener porque en el mundo hay solo 5 o 6 fábricas de cosechadoras y en Argentina solo quedó Vassalli”, agregaron las fuentes, que además, son especialistas en el rubro maquinaria agrícola.

Destacaron, además, que con la nueva composición accionaria, Vassalli ha desarrollado una nueva cosechadora de punta y cuenta con proyectos para fabricar también equipos de riego y tractores. También subrayaron que ha mejorado su tecnología y sus precios para competir con fabricantes internacionales, aunque aclararon que por el momento la exportación “no es fácil”.

Cabe recordar que, a raíz de una serie de contratos de exportación incumplidos por parte de Venezuela, a principios de 2016, la empresa de Firmat se vio envuelta en una deuda difícil de afrontar, que ascendía a unos $ 250 millones.

Pero tras varios meses de negociación con el Banco Nación, donde participó activamente el santafesino Carlos Castellani, se llegó a un acuerdo de refinanciación del pasivo a 10 años, al 15%, con un nuevo grupo de accionistas integrado por tres de los entonces concesionarios de la marca: Girolami S.A. (de Isla Verde), Aníbal Barbero (de Río Cuarto), Gastón Aguirre (de Mandrile y Aguirre S.A., de Arrecifes, Buenos Aires), que adquirieron el paquete mayoritario y salvaron a la empresa de la quiebra.

ON24