La íntima relación entre mujeres, ropa y accesorios

''

Para la mayoría de las mujeres la relación con la ropa -más precisamente con “su” ropa- es entrañable y profunda. Pero no es lineal, atraviesa variantes que tienen que ver con las propias vivencias. Desde ahí y con muchos otros nuevos interrogantes partió el centro de capacitación profesional en moda, diseño y fotografía Espacio Buenos Aires (EBA) para realizar una encuesta a 500 mujeres argentinas -el 90%- y un 10% de otras nacionalidades -pero todas residentes en la Argentina- de entre 15 y 55 años sobre cómo compran, usan y se deshacen de las prendas de sus guardarropas.

El estudio fue dirigido por la licenciada Fabiana Argüello, profesora de Moda Sustentable, y los resultados fueron altamente llamativos. Según revelaron los resultados de la encuesta, a un 87% le cuesta deshacerse de las prendas, ya sea porque tienen un valor sentimental (40%), por ser de buena marca aunque no la use (34%), o porque piensa en que en algún momento volverá a estar a la moda (24%). Solo a un 13% de las encuestadas no les cuesta.

Un 55% se deshace de ropa al menos una vez al año, de las cuales un 38% lo hace cada temporada y otro 38% una vez al año. Y un 75% la dona o regala, un 8% la vende y el 6% la saca a la basura

“Si se compara la frecuencia de compra con la de eliminación de prendas, queda en evidencia que se compra más fácil de lo que se elimina”, concluyó la encuesta.

¿Con qué frecuencia compra ropa y/o accesorios de moda? Estos fueron los resultados del estudio realizado por EBA.

La frecuencia de compra es alta, aunque se busca calidad y estilo, más que tendencia. Los datos indicaron que un 44% compra al menos una vez por mes y la mitad de las mujeres hasta lo hace entre dos y cuatro veces en el período de 30 días. Un 42% prioriza la calidad, el 21% el estilo y solo el 16% la tendencia.

Estos resultados abren oportunidades para que las propias marcas puedan concientizar a sus consumidores a ”comprar mejor”, afianzando un proceso de elección detallado y enfocando el estilo sobre las tendencias, evitando el impulso de la compra inmediata y en un futuro arrepentirse.

El cuidado de las prendas que componen el guardarropas es muy importante, ya que no todas pueden ser lavadas en el lavarropas y necesitan otro tipo de lavados: a mano, en seco, o recurrir a tintorerías, sobre todo los géneros como sedas y gasas. Según la encuesta, el 81% lava en lavarropas automático (77% en programa corto, 13% en largo y 9% con prelavado) y solo un 15% lava a mano.

Siempre se recomienda prestar atención antes del primer lavado de la prenda, observando atentamente el revés de la etiqueta donde se brinda información sobre la composición de los textiles, la mezcla de proporciones de géneros, y luego se elige el medio ideal para enjuagar, los productos de limpieza permitidos e incluso la frecuencia del lavado.

Ninguna prenda tiene una vida útil que sea ”para siempre”. Los resultados de la encuesta revelaron que un 81% arregla las prendas rotas o dañadas, pero solamente la mitad lo hace por sus propios medios. Un 28% se queda con la intención de hacerlo y un 20% lo envía a la modista.

IB